Tornillos de Fijación

tornillos de fijacion

Kit de fijación TK

Kit de sujeción para tuberías o conductores en muros y techos de concreto sólido. Apto para interiores y exteriores. Sujetor fabricado con polipropileno, torquete elaborado con polietileno, tornillo de acero galvanizado. Libres de rebabas. Máxima resistencia a la humedad, variaciones de temperatura.

Tornillo TH-8

Tornillos de acero galvanizado para fijar objetos en concreto y tabique. Cabeza mixta, autorroscante, ideal para thorquetes TP. Resistente a las variaciones de temperatura, humedad y atmósfera corrosiva. Color natural.

Tornillo TH-10

Tornillo de fijación para concreto y tabique. Fabricado en acero galvanizado, en color natural, es resistente a la humedad, atmósfera corrosiva y variaciones de temperatura. Cabeza mixta, cuerda de un paso, autorroscante, ideal para thorquetes TP.

Tornillo TH-12

Tornillo de máximo rendimiento para fijar objetos en tabique y concreto. Ideales para thorquetes TP, cuentan con cabeza mixta, son autorroscantes. Fabricados con acero galvanizado, en color natural, son resistentes a la humedad, variaciones de temperatura y entornos corrosivos.

Tornillo Cabeza Plana

Tornillos de alta calidad para fijar objetos en concreto y tabique

¿Qué son los tornillos de fijación?

Los tornillos son elementos de fijación cuyo objetivo es unir o sujetar todo tipo de objetos a muros y techos de materiales como el concreto o el tabique, resistiendo fuerzas externas como las vibraciones. Existen varios tipos de tornillos de acuerdo con el material donde se van a instalar, ya sea muros de tabique y concreto, o de madera.

Se componen por tres partes: cabeza, cuello y rosca. Se sujetan o atornillan a través de un orificio en los muros, que ya debe tener un taquete roscado para montar el objeto a instalar (una canaleta, por ejemplo). Cuando se quiere desmontar este objeto, solo se ejerce un movimiento opuesto, es decir, se desatornillan.

¿De qué material se fabrican?

Los tornillos se fabrican con acero inoxidable, galvanizado, de carbono para garantizar su resistencia en usos estructurales. También hay tornillos de aluminio, pero se recomiendan para aplicaciones donde se requiera menos resistencia, ya que no soportan tanto peso como los de acero.

¿Para qué se usan?

Usualmente, se usan para cargas dinámicas, sosteniendo objetos de peso ligero o de mayor peso dependiendo de su tamaño y del taquete que lo sostiene. Además, los tornillos pueden acompañarse de arandelas para retener con mayor fuerza un objeto, como una repisa.