Taquetes

¿Qué es un taquete?

Se trata de un elemento de construcción de forma cilíndrica y hueca que sirve para colocar tornillos y clavos en suelos, techos y paredes.

Para ponerlos, es necesario hacer un agujero en cualquiera de estas superficies utilizando un taladro cuya broca sea de la medida correcta para poder insertar el taquete sin que quede demasiado suelto, pero sin impedir que pase por el orificio.

Una vez incrustada esta pieza, es posible enroscar un tornillo en ella para sujetar cuadros, bases para televisores, repisas, alacenas o cualquier otro elemento que se quiera colgar, o bien fijar estructuras o muebles al piso, como escritorios, bancas, sillones, etcétera.

 

¿Son iguales todos los taquetes?

Aunque casi nunca nos preguntamos cuál es el taquete más adecuado para el proyecto que tenemos en mente, lo cierto es que existen varias clases de ellos con sus características propias que los hacen más aptos dependiendo del material en el que vayan a insertarse.

Si no estás familiarizado con esto y eres de los que compran el primer tipo de taquete que te ofrecen en la ferretería o incluso terminas supliéndolos por trozos de madera, aquí te decimos cuáles son los principales tipos de estas piezas fundamentales de fijado.

 

¿Cuáles son sus principales tipos?

Según su funcionamiento mecánico, los taquetes más comunes son los de expansión y los de adaptación. Los primeros de ellos trabajan ejerciendo presión en el material de anclaje al abrirse más allá de su diámetro original conforme se enrosca el tornillo; los segundos, por su parte, se acomodan al espacio en el que están insertos por efecto de torsión al atornillar en ellos.

Dependiendo de la superficie en que vayan a utilizarse, podemos distinguir entre tres tipos:

  • Taquete para concreto: es el más convencional de todos y consiste en una pieza plástica de expansión ideal para muros, techos y otras superficies sólidas. Suelen tener alas anti giros que impiden que se muevan de su posición o sean removidos fácilmente.
  • Taquete para pared: aunque igualmente pueden utilizarse los antes descritos en paredes de todo tipo, existen otras opciones especiales para muros con acabados menos sólidos –como el yeso, por ejemplo— en el que pueden ser más conveniente el empleo de piezas lisas sin alas o taquetes para clavo.
  • Taquete para tabla roca: también llamados taquetes de cola de cochino, son piezas especiales para fijar objetos en plafones, tabla roca y materiales similares. A diferencia de los otros, estos se clavan directamente en la superficie con un martillo y luego se enroscan hasta insertarlos por completo; posteriormente, al atornillar en ellos, su punta se abre para lograr mayor adherencia.

Estas y otras soluciones de fijación puedes encontrarlas en Thorsmex. Te invitamos a consultar nuestra amplia gama de productos y comunicarte con nosotros para obtener más información.