Conoce los errores frecuentes al colocar un tornillo y cómo evitarlos

errores al colocar un tornillo

Poner un tornillo parece una tarea fácil, sin complicaciones ya que es algo rutinario que vemos en muchos lugares de la casa o la oficina. Sin embargo, si lo haces mal podrías llevarte sorpresas muy desagradables como repisas que se caen por no tener el soporte necesario en el muro de concreto. En esta nueva entrada del blog de Thorsmex te contaremos cuáles son los errores más frecuentes al colocar un tornillo para que no los cometas. ¡Comencemos!

Elección errónea

Utilizar un tornillo con el taquete erróneo es uno de los principales errores. Esto puede provocar que el anclaje quede muy pequeño y flojo, que el agujero en la pared sea demasiado grande, o que el tornillo no tenga la capacidad de soportar el peso y tensión necesarias para la aplicación de la que se trate.

La mejor forma de evitar este error es adquiriendo kit de fijación con base en el peso recomendado a cargar. De este modo te asegurarás de que el tornillo y el taquete encajarán a la perfección y de que soportarán el objeto que coloques. Además, si cuentas con reemplazos, podrás seguir usando el tornillo adecuado y no uno de ferretería en caso de que pierdas un tornillo.

 

No usar un desarmador adecuado

Una manía al armar muebles o hacer instalaciones es colocar los tornillos de forma sobrepuesta y terminar usando el desarmador para apretarlos correctamente. Pero si se te olvida apretarlos, correrás el riesgo de que uno de los tornillos flojos se pierda y que el objeto a instalar también caiga.

Asimismo, si usas la parte de atrás de una cuchara, la punta de un cuchillo o un desarmador muy pequeño para la cabeza del tornillo, probablemente el ajuste no sea el adecuado y quede flojo.

Usar el desarmador adecuado es indispensable al momento de instalar un tornillo, de modo que tengas la certeza de que lo harás rápido, fácil y correctamente.

 

 

Falta de tensión

Un tornillo puede quedar flojo cuando no se atornilla con suficiente presión, ya sea por elegir mal el desarmador o por barrerlo y hacer que su cabeza pierda la forma. Cuando esto sucede, el tornillo puede aflojarse o deformarse con el tiempo, e incluso acabar por caerse.

Para evitar este error, te recomendamos colocar el tornillo con el desarmador y tratar de moverlo con la mano para asegurarte de que quedó firme y apretado.

Esperamos que estas recomendaciones te sean de utilidad. En el catálogo de Thorsmex encontrarás kits de instalación con una gran variedad de canaletas para cables, tornillos y taquetes de diferentes tamaños, calibres y capacidades de peso para que se adapten a la aplicación que vayas a darles. Navega por nuestra página web o llámanos al teléfono (52 55) 5379-6747, correo electrónico info@thorsmex.mx o escríbenos a nuestro formulario de contacto para solicitar más información. Con gusto te atenderemos.